A VIAJAR!

La VIDA es un VIAJE y VIAJAR es VIVIR!!!

Bienvenidos a mi blog de viajes! Con lo que amo viajar, hace bastante que me ronda por la cabeza la idea de publicar este blog. Finalmente llegó la hora de hacerlo.

Blog de viajes
Fotografiando Oporto

Los viajes forman parte de mi vida desde muy pequeño. De hecho, los primeros recuerdos de los cuales tengo conciencia, pertenecen a un viaje en el que visité la casa de mi bisabuela Bojora en Buenos Aires. Ella ya era grande, falleció poco tiempo después y la casa fue vendida. Por eso, estoy seguro de que los recuerdos que mantengo de ella y de la casa, pertenecen a esa única visita que le realicé ¡antes de cumplir mis dos años!

Mucho tiempo después de este primer viaje, cuando en una conversación familiar se hablaba de mi bisabuela, yo mencioné recordarla. Mi mamá me dijo que eso no era posible, que yo era muy chiquito cuando la vi por única vez. En ese momento le conté que no solo la recordaba a ella, sino a su casa y todo un cuadro familiar de ese viaje.

En esa conversación describí la casa, con una puerta cancel, y el dormitorio en el cual nos habíamos hospedado. Un patio grande con claraboya. Desde el altillo bajaba mi tío Isidoro en camiseta cantando por una escalera .  Una ventana en el patio daba a la amplia cocina. Bajo esa ventana había una mesa de madera. Sobre la mesa veía a mis primas Catita y Rosita amasando la pasta. Recordaba también, que por la puerta de la casa aun pasaba el tranvía. En Montevideo, donde nosotros vivíamos, había dejado de circular antes de que yo naciera.

Mi madre no podía creerlo. Estaba segura de que no existían fotos que mostraran esas cosas que yo aseguraba recordar. La descripción claramente provenía de mis recuerdos. Es que las experiencias vividas en un viaje, sobre todo cuando son placenteras, ¡no se olvidan más!  En mi caso, fue la primera experiencia de un viaje, la que grabó a fuego mis primeros recuerdos.

Viajes familiares, de negocios, culturales, de formación profesional y de placer

Desde ese entonces, nunca dejé de viajar por el mundo. A veces por motivos familiares, ya que siempre tuve seres queridos cercanos viviendo en otros países. Otras por motivos de trabajo, como cuando me dediqué a negocios que implicaban importación y exportación. También por formación profesional cuando realicé cursos de vino y sommelerie en el exterior. En oportunidades por temas culturales, ya que siendo fanático de la ópera, la danza y la música clásica, no faltaron las veces en que viajé exclusivamente para asistir a un espectáculo. Y obviamente también para descansar, por placer, para conocer diferentes lugares y culturas. Esta actividad es algo tan habitual para mí, que en los últimos años, me animo a decir que no he pasado en ningún momento tres meses seguidos en un mismo lugar, tal vez ni siquiera dos.

Hoteles de una a cinco estrellas; hostales, campings, AirBnB, etc.

Son ya muchos los años que llevo viajando. He sido turista y he sido viajero. He recorrido distancias en avión (desde primera clase, pasando por ejecutiva y turista hasta vuelos baratos tipo low cost). Tambien en tren, en AVE,  en auto, en camionetas o vehículos 4×4 todoterreno, a pie o en bicicleta. De la misma forma me he alojado en todo tipo de alojamientos. Desde hostels y campamentos cuando anduve  backpacking por el norte argentino o de mochilero en vehículo de alquiler por España, hasta en hoteles de cinco estrellas en Grecia o en Nueva York.

He viajado con excursiones contratadas. Por ejemplo cuando visité por primera vez Bariloche con la familia y un grupo de amigos siendo adolescente. O cuando mi amiga Verónica, me ofreció hacer uso de una promoción que había recibido su agencia de viajes para que alguien de la misma visitara Rusia. Por muy poco dinero, ofrecían los hoteles con media pensión,  traslado en tren de Moscú a San Petersburgo, y visitas guiadas a todos lados. También he viajado totalmente por cuenta propia y sin plan preconcebido, como en el viaje que últimamente realicé a Portugal, donde alquilé un coche y fui recorriendo sin rumbo.

En fin, a lo que quiero llegar, es a que no esperen que éste vaya a ser un blog dedicado a un único tipo de viajes. Más bien, podrán ser muy surtidos, así como serán variados los intereses de los lugares, paseos y vistas que realizo y los motivos que llevan a emprender cada uno.

¿Y ahora un blog? ¿Cómo se llega? Hay que animarse!!!

Si, recién ahora. La forma de llegar a esto es simple. Muchas veces durante los viajes, publico en mis redes sociales, fotos o momentos de los mismos. En algunas oportunidades realizo además algunos comentarios o consideraciones. De esta forma, mis familiares y amigos, se mantienen más cerca y están al tanto de mis actividades. A lo largo de este tiempo, siempre recibí por parte de muchos de ellos el aliento para escribir un blog. Por un lado a algunos les resultaban interesantes mis cuentos, y a otros los atraían las fotos.  Me transmitían que a través de mis posteos sentían que viajaban conmigo. Espero que quienes lean en adelante este blog, puedan sentir algo similar.

Fue durante un viaje, en la provincia de Córdoba (Argentina), que estando solo, empecé a sentir el gusto por la fotografía (que luego me tomé más en serio).  Yo pensaba que de alguna forma, hacerlo generaba cierto compromiso que no me sentía con voluntad de asumir. A esta altura, creo que el compromiso con mis viajes ya es más que evidente, y acá me encuentro iniciando esta actividad.

Espero que al menos a estos familiares y amigos que tanto me alentaron, les resulte interesante seguirme. Es a ellos que dedico este blog y están invitados a sumarse más personas (potenciales futuros amigos) que puedan distenderse compartiendo conmigo estas “aventuras”, Me gustaría que les sirvan de inspiración, y hasta para obtener ideas y datos que puedan serles útiles para sus propios viajes. Iré posteando sobre los destinos a los que el viento me lleve próximamente (tengo muchos pendientes, como viajar por Escocia o viajar por Colombia por citar un par). Quizás vaya subiendo también cosas que tengo archivadas. Algunas. las compartí en su momento en redes sociales, y otras no, o lo hice con personas muy puntuales.

Disfruten este blog, acompáñenme y suscríbanse para mantenernos en contacto!

COMPARTE EN: